¿Inspiras o liquidas?

Está claro que la bolita del mundo se ha convertido en el escenario de los acuerdos y desacuerdo. La pobreza, las presiones culturales, la violencia, el maltrato, la guerra, la falta de valores... entre muchas otras cosas, son situaciones con las que la gran parte de nosotras estamos en desacuerdo. La verdad tesoro de mi corazón: la lista de las injusticias que se viven día a día es una larga y tendida.

Pero algo que admiro de nosotras es que (y no digo que al masculino no le importe) pero sí creo que la mujer tiene ese algo, ese sazón, ese sentido, ese corazón de servicio que se activa ante circunstancias como estas.

Creo que muchas de nosotras nos hemos sentido así en algún momento. Nos hemos sentido con manos atadas ante las dificultades y desgracias que usurpan el bienestar de la naturaleza humana y terrenal.

Pero en fin, nos toca cumplir. Nos toca ser buenas ciudadanas. Nos toca obedecer las reglas y leyes que gobiernan nuestras culturas. Nos toca llenar las expectativas y estándares sociales. Esas que tanto disfrutan controlar nuestras vidas.

Por consecuente nos convertimos en caminantes de un estilo de vida a favor de la corriente. Dejamos de ser creativas y valientes. *Ponte Killing My Softly al fondo* Nos vamos liquidando lentamente y también a quienes nos rodean.

7 caracteristicas de mujer segura para email.007
7 caracteristicas de mujer segura para email.007

Mi contestación a todo esto es una simple y contiene dos palabras: ¡MIRA NO!

La conclusión no es fácil, pero de eso se trata. Para impactar, alcanzar y transformar a nuestro Puerto Rico y al mundo entero queda de nosotras ser la oposición y la diferencia. Queda de nosotras ajustarnos los pantalones y las hermosas falditas con impresos de colores que tanto me gustan.

Amigas, hay que dejar la competencia, la envidia y la amargura. Hay que rescatar la lealtad y la fidelidad como cuerpo femenino. (Entiéndase la mujer en masas). Tenemos que ya olvidarnos y dejar atrás lo que por tanto tiempo hemos hecho y no nos ha dado resultado.

Resumo todo esto en una palabra: AMA. (1 Corintios 13)

Es hora de fomentar la unión entre las mujeres que aman a Dios y que aman al prójimo. Llegó la hora de educar, inspirar y conectarnos unas a otras.